Y George Orwell cogió su fusil para luchar contra el fascismo en la Guerra Civil española (Homenaje a Cataluña)

Orwell vivió en Barcelona las Jornadas de Mayo de 1937, lo que le obligó a ocultarse para no acabar -dice- en las “mazmorras”.