¿Y si regalamos un mundo mejor? propuestas para unas navidades más sostenibles

Juande D. Fernandez
Doctor en Ecología Terrestre. Responsable de Presencia Territorial de Greenpeace


Se acerca la navidad, el solsticio de invierno, saturnalia, janucá… o lo que cada cual quiera celebrar en función de su cultura o creencias, o no celebrar nada. Lo que es común en este periodo son las cenas de empresa, las comidas familiares, la lotería y los regalos. Y es que, tristemente, las navidades se han convertido en la celebración del consumismo por antonomasia. Y dentro de esta cultura del consumismo, estamos acostumbrados a que nuestros regalos tienen que ser materiales, cuando más materiales y caros sean, significan que más queremos a la persona agraciada, sin importar que el regalo sea o no necesario, ni siquiera si útil o práctico.

Cada vez que nos acercamos a estas fechas y empiezo a pensar qué regalar a mis seres queridos, me pongo este vídeo:

En él, a través de una sencilla, pero contundente pregunta, “¿Qué regalarías a tus seres más queridos si estas fuesen sus últimas Navidades?”, hace cambiar de opinión a un grupo de jóvenes, sobre qué regalar y lo que es realmente importante. Y es que, si pensamos en lo que realmente puede hacer feliz a nuestros familiares, amigos, pareja… en la mayoría de los casos es tiempo, pasar tiempo con ellos/as y disfrutar juntos. Así que, siguiendo esta filosofía, te propongo que este año hagas otro tipo de regalos. Como primera opción piensa en regalar tu tiempo, pasar unos días con tus padres, un viaje con tu pareja, un dia de campo con tus amigos… estoy seguro que les encantará. Otra alternativa es regalar experiencias, regalar emociones, en vez de cosas materiales, un vale para un masaje, un vuelo en parapente, una experiencia culinaria, una entrada para un musical, etc. Pero si tienes claro que quieres dar un regalo material, piensa en regalar algo útil, algo que la persona de verdad necesite y que le vaya a durar mucho tiempo. Y luego no olvides envolverlo en papel de periódico o revistas usadas.  Además, no solo se trata de lo que vamos a regalar, sino también de lo que nos van a regalar. Pide a tus “reyes magos” o a tu “papá noel” regalos como los que te he comentado, menos materiales.

Otra gran alternativa es regalar la cuota a una ONG o hacer un donativo. Piensa en los problema que le preocupan a la persona a la que quieras regalar, ya sean temas ambientales, de derechos humanos, ayuda humanitaria… y hazle socio/a de una ONG que trabaje en ello, le estarás regalando ser parte de la solución a esos problemas, le estarás regalando un mundo mejor. También puedes pedir que ese sea tu regalo, ¿A qué ONG te gustaría ayudar?

A parte de los regalos, hay muchas otras medidas que te propongo para que estas fechas sean más sostenibles. A la hora de las comidas y cenas de Navidad, ya sean familiares, de empresa o con amigos, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Compra alimentos locales y de producción ecológica. Además, así apoyas a los productores locales.
  • Evita productos elaborados y sobreenvasados, mejor comprar a granel y lleva tu propia bolsa cuando hagas las compras de navidad.
  • Reduce el consumo de carne y pescado y apuesta por menús ricos en verduras, legumbres y frutas.
  • Evita comprar langostinos, su pesca afecta a otras muchas especies que son descartadas y los de acuicultura devasta los manglares y las comunidades que de ellos dependen.
  • Y las uvas para nochevieja que sean a granel, mucho más ricas y sostenibles que las envasadas.
  • Aprovecha las sobras para elaborar otras comidas, como dicen nuestras abuelas “¡aquí no se tira nada!

Y por supuesto diviértete haciendo tus propios adornos navideños, artesanales y con  materiales reutilizados, en este enlace puedes encontrar un montón de  ideas: https://ecoinventos.com/adornos-navidenos-reciclados-para-tu-arbol-de-navidad/. En cuanto al gasto energético, no abuses de la calefacción, mejor ponte un jersey, aunque sea uno navideño, de esos que llevan dibujos de renos. Si decoras tu hogar con luces, utiliza  iluminación led de bajo consumo y no las dejes encendidas toda la noche.

¿Y tú? ¿Cómo harás más sostenibles tus fiestas/celebraciones? comparte tus ideas y propuestas en los comentarios. La suma de muchos pequeños gestos que pueden hacer que las navidades dejen de ser un icono del consumismo.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

1 Comentario

  1. ¡Hola!

    El consumismo está desplazando los valores que siempre han caracterizado la Navidad, sobre todo en nuestro país. Los españoles somos los europeos que más nos dejamos en compras en estas fechas. Y eso que nuestro poder adquisitivo no es ni de lejos el mejor de Europa. Parece que si no te gastas una pasta en regalos vas a quedar fatal con la familia o los amigos. Es una espiral de gasto y despilfarro que continuamos alimentando cada año.

    Los consejos que ofreces son muy buenos, pero yo creo que lo fundamental es reflexionar antes de comprar. No hace falta ni regalarle a todos ni hacer los regalos más caros. Y mucho menos, endeudándose. Hay que huir de la tarjeta de crédito: lo menos sostenible para tu bolsillo.

    Un saludo.

Deja un comentario