El usuario Diego E. Barros ha difundido el letrero que ha colgado un restaurante y que está indignando a la red social: “Llevamos un año buscando camareros, ayudantes de cocina y parrilleros. Pagamos por encima del convenio y no aparece nadie”, se puede leer.

En el mensaje después se añade que “tenemos a más de tres millones de parados cobrando el subsidio (10.000 en Marbella y 5.000 en España)”.

“203.000 personas cobrando el ingreso mínimo vital y un número indeterminado de inmigrantes ilegales, cobrando una pensión y teniendo asistencia sanitaria”, finaliza el texto, junto a las palabras “VERGÜENZA NACIONAL”.

Barros, junto a la imagen ha añadido el siguiente mensaje: “No me acercaría ni a 300 metros de un sitio así, como para trabajar en él”.

Un hilo viral que refleja la precariedad absoluta de la hostelería en España

A través de Twitter un joven expuso las condiciones laborales que se ofrecen en España en el mundo de la hostelería.

«Condiciones de trabajo de camarero en los sitios donde ha hecho entrevista mi hermano en Málaga: 1. 11h al día, 1 día descanso, contrato de 15h/semana, 900€ 2. 10h al día, 1 día de descanso, contrato media jornada, 1000€ 3. 45h/semana, sin día libre, sin contrato, 790€».

Así son las condiciones laborales que ha expuesto un tuitero y exponen la realidad del sector en España, plagado de precariedad y condiciones totalmente ilegales.

«En total en estos tres días ha hecho 8 entrevistas. NINGUN sitio le ha ofrecido un contrato que cumple las horas que hace de verdad. Las mejores condiciones por ahora son: 1100€, 40h, 1 día y medio de descanso, contrato de media jornada Es que da para reflexionar», continuaba.

«Mucha gente diciendo que llamemos a inspección: Casi siempre se avisa con antelación a los dueños y estos tienen muchos contactos (guiño guiño) Muchos inspectores van en plan de que es que la hostelería es así y mas en Málaga y pequeños negocios y hay que ayudarnos y blah blah», explicaba.

«Que no es que sea un problema reciente que se desconoce y etc… Estas condiciones y muchos peores están desde hace muchísimos años y si nada cambia es porque las inspecciones actuales no funcionan y necesitan una renovación total», matizaba.

«Es para flipar la cantidad de gente que excusa a los dueños… Si no podéis pagar a vuestros empleados, no tengáis empleados. Es así de simple. Si no queréis un café de 4€ os lo hacéis en vuestra casa y no a coste de una persona que va a trabajar 11h y le van a pagar 3€/hora», concluía.

«En hostelería se hace media jornada, 12 horas»

Recientemente Espejo Público contactaba con Manuel, exhostelero que, tras cerrar su bar, trabaja como camarero. El hombre destacaba que «lo que ocurre es que la gente no quiere trabajar en fin de semana y la hostelería está hecha para el fin de semana».

Manuel agregaba que «en hostelería no hay conciliación»: «Se hace media jornada, 12 horas. Y eso ha sido así toda la vida».

Por su parte, Elisa Beni sentenciaba que «estar trabajando 24 horas por 900 euros no es sano» y que, además, a raíz de la pandemia de la Covid-19, los jóvenes se han dado cuenta de la importancia de la salud mental y necesitan vivir y tener tiempo libre».

Lo cierto es que la precariedad es el denominador común en este ámbito: «2 de cada 3 contratos firmados el año pasado en hostelería eran temporales, la mayoría de obra y servicio. Según datos del Instituto nacional de Estadística (INE), los empleados del sector cobran una media de 1.213 euros brutos al mes. A esto hay que sumarle largas jornadas de entre 10 y 12 horas en las que a menudo no se pagan las horas extra sino que se devuelven con días libres. En ocasiones ni eso», indican desde Nueva Revolución.

La asociación Hostelería en Lucha denuncia que los empresarios del sector siguen aumentando sus beneficios mientras mantienen en condiciones de precariedad a los trabajadores. Informan de largas jornadas, salarios de miseria e incumplimiento del convenio en cuanto a días de descanso. Por ello, hacen un llamamiento a organizarse para defender los derechos laborales.

«Hemos decidido organizarnos contra los abusos en este sector por parte de los empresarios. Los trabajadores de hostelería siempre soportamos las peores condiciones del mercado de trabajo, justificadas siempre por la temporalidad del sector. Desde Hostelería en Lucha estamos decididos a acabar con esta situación», afirmaba Ángel, trabajador del sector y miembro de la asociación.

DEJA UNA RESPUESTA