Redacción Internacional

Naciones Unidas ha verificado el asesinato de varios niños en un ataque ayer, 2 de abril, en la ciudad costera de Hodeida, al oeste de Yemen. Muchos niños continúan desaparecidos mientras se siguen rescatando heridos y cuerpos sin vida de los escombros, según informa UNICEF.

Este es uno de los ataques más mortíferos contra los niños desde que, en marzo de 2015, comenzase la escalada del conflicto en Yemen. Ninguna de las partes en esta guerra ha respetado el principio fundamental de la protección de los niños, que continúan siendo víctimas de ataques indiscriminados y desproporcionados.

Hoy, la comunidad internacional se reunirá en Ginebra en respuesta a la terrible crisis humanitaria en Yemen. UNICEF ha hecho “un llamamiento a todas las partes en el conflicto y a quienes tienen influencia sobre ellas para que actúen de inmediato y cumplan con su obligación legal de proteger a los niños y mantenerlos siempre fuera de peligro“.

Además de la guerra, cólera y desnutrición

Yemen continúa sufriendo el peor brote de cólera del mundo con 1.000.000 de casos sospechosos, de los que la mitad corresponden a niños. La epidemia continúa mientras el país sufre una de las mayores y más complejas crisis, ya que casi toda su población, 22,2 millones de personas, incluyendo más de 11 millones de niños, necesita ayuda humanitaria.

Según datos de UNICEF, 400.000 niños menores de 5 años sufrirán desnutrición aguda grave en Yemen en 2018.

Deja un comentario