Antonio García Ferreras, presentador de Al Rojo Vivo, le ha preguntado a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, si comparte las críticas de Pablo Iglesias o Alberto Garzón ante lo que ellos consideran falta de neutralidad del rey Felipe VI, en alusión a la llamada que de Felipe VI a Carlos Lesmes para trasladarle, según el CGPJ, que le gustaría haber estado con los nuevos jueces en Barcelona.

«Lo que está pasando es bastante grave. Estamos observando como el presidente del Consejo General del Poder Judicial, que debe ser el que vele por la legalidad, desvela conversaciones privadas con la Casa Real. Estamos viendo que tenemos un Consejo General del Poder Judicial, que no se respeta ni a sí mismo, está dilapidando lo que es un poder fundamental del Estado», ha criticado Díaz.

Ferreras insiste en que no le pregunta por la falta de neutralidad de Lesmes sino si la Casa Real y Felipe VI están pecando de falta de neutralidad, que es lo que dicen el vicepresidente del Gobierno y el ministro Garzón.

La ministra, en este sentido, ha manifestado: «Todas las instituciones tienen que estar a la altura». «Estamos viviendo cosas. En la Casa Real tenemos al yerno del rey en prisión, tenemos al rey emérito ya sabemos dónde. Estamos viviendo cuestiones que nos debilitan», ha lamentado.

«Felipe VI creo que, igual que yo misma, ministra de Trabajo y Economía Social, debemos respetar a la instituciones. Yo no ejerzo de militante de mi partido en el Ministerio de Trabajo y Economía Social, no me pongo ninguna camiseta. Creo que ninguna institución debe hacer esto y me parece que el Gobierno está actuando con bastante serenidad y bastante sensatez», ha defendido Díaz.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha afirmado que «respeto institucional significa neutralidad política de la Jefatura del Estado», como también la renovación de los órganos judiciales «en tiempo y forma».

Por su parte, Alberto Garzón, ha acusado a la monarquía de «maniobrar contra el Gobierno democráticamente elegido».

Los dos dirigentes se han referido así a la llamada de Felipe VI a Carlos Lesmes para comunicarle que le hubiese gustado estar en la entrega de despachos a los nuevos jueces que se celebró en Barcelona.

Según han asegurado fuentes de la Casa Real, la llamada ha sido una llamada de cortesía con el fin de trasladar su felicitación a los nuevos jueces, sin consideraciones institucionales respecto al acto ya celebrado.