De su lado, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha participado activamente en el acto y ha definido al político democristiano como «uno de los personajes más relevantes del catalanismo español tan influyente en los últimos 40 años».

Entre el público también se ha visto a la ministra de Economía, Nadia Calviño, al exministro y exsecretario de organización del PSOE Pepe Blanco, al que fuera máximo responsable de la OTAN y de la Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana, y al exsecretario general de UGT, Cándido Méndez.

Duran, que además de portavoz de CiU en el Congreso fue presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara, ha estado acompañado también de varios representantes diplomáticos, entre ellos la embajadora polaca, Marzenna Adamczyk.

CATALANISMO SIN AMBIGÜEDAD

Durante su intervención, Duran ha lamentado la «autodestrucción» de CiU, asumiendo parte de ese «fracaso» y ha llamado a «reconstruir el espacio del catalanismo político», pero huyendo de la «ambigüedad». «No se podrá continuar con la ambigüedad, yo soy catalanista pero quiero votar a alguien que me asegura que dentro de 15 años no va a volver a proponer un proyecto independentista», ha dicho.

También ha apelado a la superación de la sentencia que vendrá tras el juicio del ‘procés’ que, en su opinión, «no está escrita», pero que está convencido de que hará subir el «suflé de los sentimientos» en Cataluña dificultando la posibilidad de encontrar una solución. «Pero hay que intentarlo por el bien de todos», ha añadido.

Para Duran, esa solución «no pasa por un referéndum de autodeterminación» sino por hacer, no ahora sino cuando haya «clima» para ello, «ajustes» en la Constitución, pero sólo «ajustes», no redactarla de nuevo.

DEJA UNA RESPUESTA