El expresidente del Gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero ha sostenido este domingo que no cree en la violencia ni en la intervención militar para resolver conflictos y ha instado a la comunidad internacional a retomar «el camino de promover diálogos, acuerdos y consensos» en Venezuela.

Zapatero se ha pronunciado en estos términos en Valencia, antes de la entrega de la primera edición de los premios Carmen Alborch, al ser preguntado por los periodistas sobre el anuncio realizado por el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, de que está abierto a una intervención militar extranjera en el país.

«Descreo de la fuerza, descreo de la violencia, descreo de la intervención militar para resolver cualquier conflicto. Solo provoca muerte, caos y destrucción», ha sostenido Rodríguez Zapatero, que ha liderado en los últimos años la medicación internacional a favor de un diálogo entre gobierno y oposición en el país sudamericano.

Ha expresado su «honda preocupación» por la situación de Venezuela y ha asegurado que está siendo para él una de las experiencias «más dramáticas» con acontecimientos que «jamás» pensó que se producirían «en las relaciones internacionales, en la manera de aproximarse a un país, en el respeto a lo que debe ser el bienestar del pueblo».

«Es un momento bueno para recordar que la violencia no es defender ninguna idea es defender la violencia y es bueno y muy oportuno insistir en la imperiosa necesidad de que la comunidad internacional retome el camino de promover diálogos y acuerdos y consensos en Venezuela y no la ruptura», ha reclamado.

En su opinión, «desde que se ha optado por la vía de los hechos, las cosas cada día son más preocupantes en aquel gran país».