La formación de ultraderecha Vox ha interpuesto una querella contra el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero por posible colaboración con ETA, revelación de secretos y por omisión de persecución de delitos.

Zapatero ha respondido esta noche a la querella criminal y ha dicho que «estas reacciones sencillamente no merecen calificación«. «La primera reflexión que me viene a la cabeza es que la tarea de luchar contra ETA y ver el final de la violencia que mi Gobierno logró con el apoyo de toda la sociedad democrática produzca efectos de esta naturaleza«, ha declarado Zapatero a los periodistas tras participar en la entrega de los Premios Merca2 2019.

«Yo sé que era una tarea difícil dura en la que me empleé, la que pusimos todo el compromiso en defensa de los valores democráticos«, ha subrayado el expresidente.

Zapatero ha añadido que hay cosas que en un país se van conformando, sedimentando y que conviene «tener la memoria fresca para saber lo que sufrimos todos con el terrorismo de ETA y el valor que tiene el fin de la violencia y la paz«. «Lo importante de verdad es que desde octubre 2011 no hemos vuelto a tener una acción de ETA, un asesinato de ETA; no hemos vuelto a llorar ni a sufrir«, ha señalado.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, que estaba en el mismo acto, se ha mostrado convencido de que existen indicios suficientes para que la querella sea estimada. «Estamos hablando de nada menos que de unas actas de una negociación con una organización criminal», ha subrayado el dirigente del partido ultra.

Smith ha recalcado que por la documentación de que disponen podría ser constitutivo de «tres delitos gravísimos como son organización criminal, revelación de secretos, así como un delito de omisión en el deber en la persecución de delitos«. «Por más que quieran repetirnos hasta la saciedad que Rodríguez Zapatero fue el presidente que acabó con ETA, nosotros le hemos trasladado que fue el presidente que negoció con la banda terrorista y que blanqueó a los terroristas«, ha destacado.

La querella, presentada ante la Audiencia Nacional, atribuye además a Rodríguez Zapatero el presunto delito de «omisión del deber de perseguir delitos».