Joaquín Barceló Llorens, amigo de la infancia del exdirigente del PP y al que promocionó de forma insistente para puestos clave de la Administración, jugó presuntamente un papel fundamenta. Agentes de la UCO detuvieron a Barceló este martes por su presunta implicación en la trama de blanqueo de capitales del exministro. Los agentes han acreditado, tras más de dos años de investigaciones, que Barceló y su mujer habrían constituido una decena de sociedades dedicadas a la promoción y alquiler de viviendas que posteriormente fueron instrumentalizadas por el propio Zaplana para blanquear parte de los 10,5 millones de euros que llegó a esconder en una compleja estructura offshore.

 

Zaplana habría desviado el dinero recolectado de mordidas y comisiones ilegales a Uruguay para dificultar su detección y en donde habría contratado a un abogado especialista en la creación de entramados ‘offshore’ como el que habría utilizado el presunto cerebro del caso Erial.

La lista de detenidos este martes la completan el antiguo jefe de gabinete de Zaplana, Juan Francisco García Gómez, y su asesor fiscal, Francisco Grau, que fue secretario del consejo de administración de la ya desaparecida Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Asimismo, en los próximas días tendrán que prestar declaración la mujer de Zaplana y Juan Cotino.

Deja un comentario