Redacción

Según la información que maneja la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Eduardo Zaplana pudo llegar a acumular 10 millones de euros en comisiones irregulares que habría desviado fuera de España.

Zaplana ha sido detenido este martes por los presuntos delitos de blanqueo, malversación y prevaricación. En la operación se ha arrestado a seis personas, entre ellas Juan Francisco García Gómez, el que fuera jefe de gabinete de Zaplana y expresidente del Club Baloncesto Estudiantes.

La operación se centra en los presuntos movimientos que habría realizado el exministro de Trabajo (2002-2004) para lavar fondos que tenía ocultos en el extranjero. Fuentes policiales precisan que ese dinero tendría su origen en ‘mordidas’ que habría cobrado por adjudicaciones irregulares durante su etapa como presidente de la Comunidad Valenciana (1995-2002).

La UCO se han personado en la sede de la Conselleria de Economía para recoger expedientes del llamado Plan Eólico Valenciano, un macroconcurso de concesiones de parques eólicos que el Consell de Eduardo Zaplana puso en marcha en su segunda legislatura. La Guardia Civil reclamó en concreto documentación de las zonas que fueron adjudicadas a una UTE participada por la antigua Endesa (ahora Enel), Bancaja y Sedesa, la empresa de la familia Cotino.

Los agentes también se han llevado expedientes de otro macroconcurso organizado por la Administración de Zaplana en 1997. Se trata del reparto de concesiones de la Inspección Técnica de Vehículos, un proceso que fue supervisado por Juan Francisco García en aquellos años y donde se articularon ofertas similares a las del Plan Eólico, grandes empresas asociadas con empresarios locales. Muchas de estas licencias cambiaron de manos meses o años después con importantes plusvalías.

Deja un comentario