Zaragoza se ha sumado a la moda de pagar una fortuna en luces de navidad instaurada por Abel Caballero en Vigo y continuada por Almeida en Madrid. La ciudad ha instalado la luminaria navideña más amplia y cara de la historia de la ciudad y su coste, que cuadruplica el de los últimos años, tal y como denuncia Público.

Lo lamentable de esta situación de «piques» entre alcaldes, que juegan a gastar dinero público, se paga con recortes sociales. Las luminarias navideñas de este año suponen un gasto de 400.000 euros que cuadruplica los 100.000 que ese despliegue costaba la pasada legislatura.

El equipo de gobierno de PP y C’s plantea para el año que viene disparar el gasto en este dispositivo hasta los 700.000 euros, con lo que la partida se habrá multiplicado por siete en solo dos años, según informa Público.

Esta fue una de las primeras decisiones del nuevo equipo de gobierno formado por Jorge Azcón y Sara Fernández, del Partido Popular y Ciudadanos respectivamente, quienes gobiernan la ciudad bajo la supervisión de Vox. La decisión fue tomada a mediados de septiembre dentro de su primer paquete de recortes sociales, que se cebó especialmente con la educación, la lucha contra el cambio climático, los presupuestos participativos y los programas de inserción laboral.

La resolución que habilitó los 300.000 euros para las luminarias navideñas conllevó recortes sociales como 552.510 euros del convenio que financia un programa con Arei (Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción), medio millón de los organismos municipales de Educación y Bibliotecas y de Turismo y Empleo.