Alfredo Aguilera, alcalde de Malpartida, Cáceres, ha sido condenado a nueve meses de prisión por maltratar y vejar a su exmujer. Aguilera, que lleva ocho años siendo alcalde de la localidad cacereña por el Partido Popular, dejó el partido tras conocerse los hechos.

Según la sentencia condenadora, Alfredo Aguilera en medio de una discusión con su entonces mujer la agarró por los brazos y la empujó mientras la insultaba. No era la primera vez que era maltratada. El alcalde la llamó «zorra» y la acosó a través de mensajes en la red social WhatsApp: «Sinvergüenza, miserable, eres lo peor, eres una sinvergüenza y lo vas a ser toda tu vida, patética», fueron algunos de los insultos. Además, la amenazó con «quitarle los niños» y «arruinarle la vida».

El alcalde popular lleva al frente de este municipio de 15.000 habitantes desde 2011. De hecho, es la ciudad donde ha vivido desde su infancia. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Extremadura y perteneció a un conocido bufete de abogados de la región.

Las asociaciones feministas han mostrado su malestar por esta situación que consideran anacrónica para las instituciones. Teresa Villar, de la Asamblea Feminista de Cáceres, ha declarado que «no puede haber maltratadores en nuestras instituciones, no podemos financiar a maltratadores». Del mismo modo se ha expresado Rosa Julián, de la plataforma de Mujeres por la Igualdad, al aseverar que «Alfredo se ha quedado muy tranquilo dándose de baja del partido, pero ocupando puestos en las insitituciones».

El PSOE ha planteado una moción de censura y ha puesto sus cinco concejales a disposición del Partido Popular, partido en el que milita el regidor, para que sea sustituido.

 

DEJA UNA RESPUESTA