Zurich Airport Latin America y el consorcio local Aeroeste se adjudicaron otros seis aeropuertos brasileños en liza, dos en el sudeste del país y otros cuatro en el centro-oeste, informó este jueves la Bolsa de Sao Paulo.

Estas dos adjudicaciones se unen a la que se llevó la gestora española de aeropuertos AENA, que venció en una estrecha disputa a Zurich para gestionar seis aeropuertos en el turístico nordeste brasileño a cambio de un primer pago de 1.900 millones de reales (unos 439 millones de euros o unos 500 millones de dólares).

En total, Brasil ha cedido durante 30 años la gestión de 12 aeropuertos.

Se trata de la quinta ronda de privatizaciones en este tipo de infraestructuras en el gigante sudamericano y la primera de la gestión del gobierno de Jair Bolsonaro.

El Ejecutivo brasileño se embolsó este viernes 2.377 millones de reales (623 millones de dólares o 550 millones de euros), el 80 % correspondiente a la operación de AENA.

Para operar los dos aeropuertos del sudeste subastados, el de Vitoria (Espírito Santo) y Macaé (Río de Janeiro), Zurich pagó 437 millones de reales (unos 114 millones de dólares) y se impuso a tres compañías, entre ellas la alemana Fraport.

En el centro-oeste, el consorcio brasileño Aeroeste se adjudicó cuatro terminales, los de Cuiabá, Sinop, Rondonópolis y Alta Floresta, por 40 millones de reales (unos 10 millones de dólares), en una disputa sin apenas competencia.

Deja un comentario